Porque en algún momento necesitas un teléfono conmutador