Detrás de un gran concierto hay un gran montaje…